Поиск в этом блоге:

Велики и чудны дела Твои

jueves, 5 de abril de 2007

EL HOMBRE EN BUSCA DE SENTIDO- MUY INTERESANTE

EDUCACION PARA EL TRABAJO DE LOS ALUMNOS DE QUINTO AÑO DE LA I.E Nº 80892-LOS PINOS-TRUJILLO PERU
VIKTOR E. FRANKL








EL HOMBRE EN BUSCA
DE SENTIDO
Con un prefacio de Gordon W. Allport

























BARCELONA
EDITORIAL HERDER
1991




Versión castellana de diorki, de la obra de viktor frankl













Duodécima edición 1991












© 1646, 1959, 1962 by Viktor E. Frankl
Primeramente publicada en Alemania con el título "Ein Psychologe erlebt das Konzntrationslager" y en ingles con los títulos "From Death-Camp to Existentialism" y "Man's Search for Meaning" respectivamente.




© 1979 Editorial Herder S.A., Provenza 388, Barcelona




ISBN 84-254-1101-7






Es propiedad_______________depósito legal: B. 40.664-1990____________printed in spain
litografía roses S.A. - Cobalt, 7 - 08004 Barcelona

INDICE

Prefacio. 6

PARTE PRIMERA:
UN PSICÓLOGO EN UN CAMPO DE CONCENTRACIÓN
Selección activa y pasiva. 9
El informe del prisionero n.° 119.104: ensayo psicológico. 10

Primera Fase: Internamiento En El Campo. 12
Estación Auschwitz. 12
La primera selección. 13
Desinfección. 14
Nuestra única posesión: la existencia desnuda. 15
Las primeras reacciones. 16
¿“Lanzarse contra la alambrada''?. 17

Segunda Fase: La Vida En El Campo. 19
Apatía. 19
Lo que hace daño. 20
El insulto. 21
Los sueños de los prisioneros. 23
El hambre. 23
Sexualidad. 25
Ausencia de sentimentalismo. 25
Política y religión. 25
Una sesión de espiritismo. 26
La huida hacia el interior 26
Cuando todo se ha perdido. 27
Meditaciones en la zanja. 28
Monólogo al amanecer 29
Arte en el campo. 29
El humor en el campo. 30
¡Quién fuera un preso común! 31
Suerte es lo que a uno no le toca padecer 32
¿Al campo de infecciosos?. 33
Añoranza de soledad. 34
Juguete del destino. 34
La ultima voluntad aprendida de memoria. 36
Planes de fuga. 36
Irritabilidad. 39
La libertad interior 40
El destino, un regalo. 41
Análisis de la existencia provisional 43
Spinoza, educador 44
La pregunta por el sentido de la vida. 46
Sufrimiento como prestación. 47
Algo nos espera. 47
Una palabra a tiempo. 48
Asistencia psicológica. 48
Psicología de los guardias del campamento. 49

Tercera Fase: Después De La Liberación. 52
El desahogo. 53

PARTE SEGUNDA:
CONCEPCTOS BÁSICOS DE LOGOTERAPIA
Voluntad de sentido. 56
Frustración existencial 58
Neurosis noógena. 58
Noodinámica. 59
El vacío existencial 60
El sentido de la vida. 61
La esencia de la existencia. 62
El sentido del amor 63
El sentido del sufrimiento. 63
Problemas metaclínicos. 65
Un logodrama. 65
El suprasentido. 66
La transitoriedad de la vida. 67
La logoterapia como técnica. 68
La neurosis colectiva. 71
Crítica al pandeterminismo. 72
El credo psiquiátrico. 73
La psiquiatría rehumanizada. 73

SELECCIÓN BIBLIOGRÁFICA SOBRE LOGOTERAPIA
Libros. 75
Capítulos de libros. 76
Artículos periodísticos. 76
Películas y cintas magnetofónicas. 77




PREFACIO


El Dr. Frankl, psiquiatra y escritor, suele preguntar a sus pacientes aquejados de múltiples padecimientos, más o menos importantes: "¿Por qué no se suicida usted?" Y muchas veces, de las respuestas extrae una orientación para la psicoterapia a aplicar: a éste, lo que le ata a la vida son los hijos; al otro, un talento, una habilidad sin explotar; a un tercero, quizás, sólo unos cuantos recuerdos que merece la pena rescatar del olvido. Tejer estas tenues hebras de vidas rotas en una urdimbre firme, coherente, significativa y responsable es el objeto con que se enfrenta la logoterapia, que es la versión original del Dr. Frankl del moderno análisis existencial.
En esta obra, el Dr. Frankl explica la experiencia que le llevó al descubrimiento de la logoterapia. Prisionero, durante mucho tiempo, en los bestiales campos de concentración, él mismo sintió en su propio ser lo que significaba una existencia desnuda. Sus padres, su hermano, incluso su esposa, murieron en los campos de concentración o fueron enviados a las cámaras de gas, de tal suerte que, salvo una hermana, todos perecieron. ¿Cómo pudo él —que todo lo había perdido, que había visto destruir todo lo que valía la pena, que padeció hambre, frío, brutalidades sin fin, que tantas veces estuvo a punto del exterminio—, cómo pudo aceptar que la vida fuera digna de vivirla ? El psiquiatra que personalmente ha tenido que enfrentarse a tales rigores merece que se le escuche, pues nadie como él para juzgar nuestra condición humana sabia y compasivamente. Las palabras del Dr. Frankl tienen un tono profundamente honesto, pues se basan en experiencias demasiado hondas para ser falsas. Dado el cargo que hoy ocupa en la Facultad de Medicina de Viena y el renombre que han alcanzado las clínicas de logoterapia que actualmente van desarrollándose en los distintos países tomando como modelo su famosa Policlínica Neurológica de Viena, lo que el Dr. Frankl tiene que decir adquiere todavía mayor prestigio.
Es difícil no caer en la tentación de comparar la forma que el Dr. Frankl tiene de enfocar la teoría y la terapia con la obra de su predecesor, Sigmund Freud. Ambos doctores se aplican primordialmente a estudiar la naturaleza y cura de las neurosis. Para Freud, la raíz de esta angustiosa enfermedad está en la ansiedad que se fundamenta en motivos conflictivos e inconscientes. Frankl diferencia varias formas de neurosis y descubre el origen de algunas de ellas (la neurosis noógena) en la incapacidad del paciente para encontrar significación y sentido de responsabilidad en la propia existencia. Freud pone de relieve la frustración de la vida sexual; para Frankl la frustración está en la voluntad intencional. Se da en la Europa actual una marcada tendencia a alejarse de Freud y una aceptación muy extendida del análisis existencial, que toma distintas formas más o menos afines, siendo una de ellas la escuela de logoterapia. Es característico del abierto talante de Frankl el no repudiar a Freud, antes bien construye sobre sus aportaciones; tampoco se enfrenta a las demás modalidades de la terapia existencial, sino que celebra gustoso su parentesco con ellas.
El presente relato, aun siendo breve, está elaborado con arte y garra. Yo lo he leído dos veces de un tirón, incapaz de desprenderme de su hechizo. En alguna parte, hacia la mitad del libro, Frankl presenta su propia filosofía de la logoterapia: lo hace como sin solución de continuidad y tan quedamente que sólo cuando ha terminado el libro el lector se percata de que está ante un ensayo profundo y no ante un relato más, forzosamente, sobre campos de concentración.
Es mucho lo que el lector aprende de este fragmento autobiográfico : aprende lo que hace un ser humano cuando, de pronto, se da cuenta de que no tiene "nada que perder excepto su ridícula vida desnuda". La descripción que hace Frankl de la mezcla de emociones y apatía que se agolpan en la mente es impresionante. Lo primero que acude en nuestro auxilio es una curiosidad, fría y despegada, por nuestro propio destino. A continuación, y con toda rapidez, se urden las estrategias para salvar lo que resta de vida, aun cuando las oportunidades de sobrevivir sean mínimas. El hambre, la humillación y la sorda cólera ante la injusticia se hacen tolerables a través de las imágenes entrañables de las personas amadas, de la religión, de un tenaz sentido del humor, e incluso de un vislumbrar la belleza estimulante de la naturaleza: un árbol, una puesta de sol.
Pero estos momentos de alivio no determinan la voluntad de vivir, si es que no contribuyen a aumentar en el prisionero la noción de lo insensato de su sufrimiento. Y es en este punto donde encontramos el tema central del existencialismo: vivir es sufrir; sobrevivir es hallarle sentido al sufrimiento. Si la vida tiene algún objeto, éste no puede ser otro que el de sufrir y morir. Pero nadie puede decirle a nadie en qué consiste este objeto: cada uno debe hallarlo por sí mismo y aceptar la responsabilidad que su respuesta le dicta. Si triunfa en el empeño, seguirá desarrollándose a pesar de todas las indignidades. Frankl gusta de citar a Nietzsche: "Quien tiene un porque para, vivir, encontrará casi siempre el como".
En el campo de concentración, todas las circunstancias conspiran para conseguir que el prisionero pierda sus asideros. Todas las metas de la vida familiar han sido arrancadas de cuajo, lo único que resta es "la última de las libertades humanas", la capacidad de "elegir la actitud personal ante un conjunto de circunstancias". Esta última libertad, admitida tanto por los antiguos estoicos como por los modernos existencialistas, adquiere una vivida significación en el relato de Frankl. Los prisioneros no eran más que hombres normales y corrientes, pero algunos de ellos al elegir ser "dignos de su sufrimiento" atestiguan la capacidad humana para elevarse por encima de su aparente destino.
Como psicoterapeuta que es, el autor quiere saber cómo se puede ayudar al hombre a alcanzar esta capacidad, tan diferenciadoramente humana, por otra parte. ¿ Cómo puede uno despertar en un paciente el sentimiento de que tiene la responsabilidad de vivir, por muy adversas que se presenten las circunstancias? Frankl nos da cumplida cuenta de una sesión de terapia colectiva que mantuvo con sus compañeros de prisión.
A petición del editor, el Dr. Frankl ha añadido a su autobiografía una breve pero explícita exposición de los principios básicos de la logoterapia. Hasta ahora casi todas las publicaciones de esta "tercera escuela vienesa de psicoterapia" (son sus predecesoras las escuelas de Freud y Adler) se han editado preferentemente en alemán, de modo que el lector acogerá con agrado este suplemento del Dr. Frankl a su relato personal.
A diferencia de otros existencialistas europeos, Frankl no es ni pesimista ni antirreligioso; antes al contrario, para ser un autor que se enfrenta de lleno a la omnipresencia del sufrimiento y a las fuerzas del mal, adopta un punto de vista sorprendentemente esperanzador sobre la capacidad humana de trascender sus dificultades y descubrir la verdad conveniente y orientadora.
Recomiendo calurosamente esta pequeña obrita, por ser una joya de la narrativa dramática centrada en torno al más profundo de los problemas humanos. Su mérito es tanto literario como filosófico y ofrece una precisa introducción al movimiento psicológico más importante de nuestro tiempo.

GORDON W. ALLPORT




Gordon W. Allport, antiguo profesor de psicología de la Universidad de Harvard, fue uno de los escritores y docentes más prestigiosos de los Estados Unidos. Publicó numerosas obras originales sobre psicología y fue director del 'Journal of Abnormal and Social Psycbology". Precisamente a través de la labor pionera del profesor Allport la trascendental teoría del Dr. Frankl se ha introducido en aquel país; más aún, el interés que ha despertado la logoterapia ha crecido a pasos agigantados debido en parte a su reputación.

EL CIELO ES EL LIMITE ES EL LIBRO QUE PODEIS ESCOGER Y PONER EN PRACTICA EN SU VIDA

EDUCACION PARA EL TRABAJO DE LOS ALUMNOS DE QUINTO AÑO DE LA I.E Nº 80892-LOS PINOS-TRUJILLO PERU
La presente obra es una verdadera declaración de indepen­dencia personal, jun mensaje de esperanza, de libertad, de cambio y de estimuló para todos los lectores. Con el entu­siasmo, el optimismo y el firme realismo que le caracteri­zan, Wayne, W. Dyer va a enseñarle a usted cómo ser uña persona independiente y autónoma, un individuo Sin Limites que toma personalmente sus decisiones en vez de per­mitir que lo hagan otros, que persigue objetivos propios (¡y los logra!),y que saca el máximo provecho de cada instante de su vida.

El cielo es el límite es una obra llena de energía, ingenio, sabiduría, sentido común y ejemplos convincentes, que le proporcionará la fuerza y la confianza necesarias para cam­biar hoy 'mismo su vida, para cerciorarse de que puede ser usted perfecto, de que puede alcanzar la felicidad total, en suma, de que ¡el cielo y sólo el cielo es el límite!

El doctor Wayne W. Dyer ejerció como profesor adjunto del Departamento de (Sicología del AseSOramiento en la St. John's University de Nueva York. En colaboración cor», JÓhn Vriend publicó Counselmg Effectively in Groups (1973) y Counseling for Personal' Mastery: A Tqpe Series for Building Counselor, Competencies (1974), además de gran cantidad de artículos en revistas- de su especialidad. El doctor Dyer es asimismo autor de las siguientes obras publicadas por Grijalbo:

Técnicas efectivas de atesoramiento psicológico (2.a ed), Los regalos de Eykis (4.a ed.), Evite ser utilizado (8.a ed), el superventas Tus zonas erróneas (30/ ed.) y La felicidad de nuestros hijos.

Fotografía:
cubierta JOAN FARRÉ ISBN: 980-293-013-X




INTRODUCCIÓN
¿Cuál es su límite?
De vez en cuando, oirá usted decir a una persona, a la que se ofrece la tercera, cuarta o quinta copa en un cóctel: "No gracias, he llegada al limite".
Es un comentario inteligente cuando se está bebiendo alcohol. Salvo que uno tenga especial cariño a las resacas o a maltratar el cuerpo y la mente, merece la pena conocer el propio Imite al alcohol y respetarlo.
Pero, con demasiada frecuencia, cuando se nos ofrece un tercero, cuarto o quinto trago de la copa de la vida (y, lo advirtamos o no, la vida siempre ofrece), nos decimos para nuestros adentros: "Oh, no, mejor parar aquí. Creo que ya he llegado al limite". En cierta ocasión oí a una niñera gritar detrás de un niño muy vivaz que recoma la casa tan de prisa que ella no podía seguirle: "¡No te entusiasmes tanto! ¡No te entusiasmes tanto! ¡Ya sabes que siempre que te entusiasmas demasiado te caes y te haces daño!".
Este libro está dispuesto a admitir que, en lo que respecta a la capacidad que posee usted para la felicidad, el desarrollo, la creatividad, la capacidad constructiva en la sociedad (cualquier cosa que usted valore como ser humano) literalmente no existen limites para lo que puede usted lograr.
Por supuesto, si quiere hacer algo que ningún ser humano puede hacer, si quiere usted saltar por un acantilado (sin planeador) y volar... no tendrá suerte. Pero este libro trata también de cómo puede usted lograr todo lo que es posible para un ser humano y, además, lo que usted desea ser, frente a lo que otros o la sociedad en su conjunto le exigen que sea.
Cuando hace varios anos decidí dejar de escribir libros de texto que sólo leerían un grupo de profesionales, para dedicarme a escribir libros para lodo el mundo, pensaba en un programa de cuatro partes destinado a ayudar a la gente a alcanzar sus máximos niveles personales de felicidad y plenitud. Creía entonces, y sigo creyendo hoy que la mayoría de la gente pasa por tribulaciones innecesarias en la vida, porque no sabe "manejar" sus emociones y ha llegado a convencerse de un montón de disparates psicológicos, como el de que "nadie está sano psicológicamente, en realidad; todos estamos un poco neuróticos", o "sus problemas personales son consecuencia de rasgos de carácter profundamente enraizados, formados en un pasado lejano y harían falta años de tratamiento para eliminarlos".
Yo escribí Tus zonas erróneas insistiendo sobre todo en los medios de liberarse de las ideas y la conducta depresivas, y guiando al individuo deforma que pudiera empezar a pensar razonablemente en convertirse en "no neurótico", si lo deseaba. Mi segundo libro, Evite ser utilizado, pasaba a indicar de modo gradual el medio de enfrentarse a las personas que pretendiesen manipularle o convertirle en su víctima, personas que pueden no haber eliminado sus propias Zonas erróneas, por lo cual pueden creer que han de demostrar su propia valía mediante su capacidad para rebajarle a usted. Como el hecho de que usted se permita caer en las trampas de otro es, a su modo, una zona errónea tan definida como cualquiera de las que se abordaban en Tus zonas erróneas, hemos de combinar la imagen de la persona que ha eliminado sus zonas erróneas personales cernía de la persona que evita ser utilizada, para componer la imagen de la persona Sin Zonas Erróneas, es decir, una persona SZE.
Pero, ya cuando empecé' a escribir Tus zonas erróneas, tenía pensado escribir un libro definitivo para el individuo, que indicara como ir bastante más lejos del estado SZE, tal como se definió en las dos primeras obras. En la vida hay muchas más cosas que el simple aprender a resolver los problemas propios y a enfrentarse a posibles manipuladores, a manejar las propias emociones y a confiar en sí mismo. Todo individuo es intrínsecamente capaz de alcanzar "alturas vertiginosas" de felicidad y plenitud. La principal barrera que impide a la mayoría alcanzarlas parece ser el miedo, el miedo a que esa altura les de' vértigo y les impida enraizar con mayor firmeza en el suelo, pese a que es lo que en realidad sucede, como comprobaran en las siguientes páginas.
En nuestra sociedad parece existir el temor generalizado a volar demasiado cerca del sol, a conseguir demasiado y luego perderlo; a llegar a ser demasiado feliz y hundirse luego. Esto contagia no sólo a los individuos sino a toda la especie. Cuando consideramos la capacidad de los seres humanos para vivir en paz, en armonía, productivamente con alegría incluso, y consideramos luego el mundo tal cual es, la comparación resulta patética. ¿Y por qué ha llegado la especie humana a esta situación? Por la única y sola razón de que los individuos han permanecido ciegos a la infinitud de su propia capacidad, y han perdido el tiempo procurando convertirse en individuos "medios", en adaptarse a lo que " tradicionalmente" se espera de ellos, ajustarse a las estructuras sociales que perpetúan la miseria que es hoy la mayor parte del mundo en que vivimos.
"El cielo es el límite" puede ser tópico, un tópico del que sin duda se ha abusado últimamente: "El cielo es el limite de lo que puede ahorrar si compra en el negocio de coches de segunda mano de Johnny". Pero los tópicos más viejos y las frases más manidas del idioma suelen contener las mayores verdades, si los enfocamos en su contexto apropiado; y si pensamos seriamente en ello, "El cielo es el límite" resulta ser absolutamente cierto aplicado a las capacida­des de los seres humanos. Si lo piensa usted detenidamente, los misterios del universo (¿qué altura tiene el cielo?) no son nada comparados con los misterios de la vida.
¿Quién es este ser humano que en los últimos milenios ha salido de las cuevas y creado teorías de la relatividad, ha dado nombre al cielo, en primer término, ha escudriñado el universo y ha demostrado incluso que ninguna máquina diseñada de acuerdo con cualquier sistema lógico, ninguna computadora creada por el hombre, puede siquiera compararse con la capacidad matemática del pensamiento humano?
Así que la próxima vez que contemple el cielo con asombro y desconcierto, recuerde que alberga dentro de usted mismo misterios mucho más grandes. La diferencia es que el cielo no puede pensar sobre sí mismo, no puede elegir lo que será.
Este libro representa para mí una encrucijada en varios sentidos. Espero que represente también para usted un cambio. Ofrece el cómo y el porqué del desarrollo humano total, un programa para aprender a pensar, sentir y actuar de modo que pueda usted trascender su personalidad "media" o "normal" y se convierta en un individuo en el que jamás soñó en convertirse hasta ahora. En estas páginas, le animaré a adoptar valores humanísticos y un estilo de vida humanista que no sólo convertirán su vida en un deleite que saboreará día tras día, sino que aportarán al. mundo la dirección creadora e imaginativa que éste necesita para llegar a ser un lugar más humano y más perfecto para todos los que lo habitamos y para los que habrán de seguirnos.
Para señalar este cambio, para dar un nombre a esa persona, en la que podemos convertirnos todos, si queremos, he acuñado un nuevo término. Llamare' a esa persona que trasciende su personalidad "media" o "normal" y que culmina sus sumas potencias vitales el individuo Sin Límites (SL), indicando con ello que tal persona no acepta ningún Imite falso o artificial.
En realidad el individuo SZE y el individuo Sin Límites son dos caras de la misma moneda. No puede usted convertirse en un individuo Sin Límites sin haber eliminado sus zonas erróneas, y si las hubiese usted eliminado, si Juera usted un individuo SZE, está usted ya en vías (o por lo menos en el umbral) de crear una vida de plena libertad. En este sentido, "SZE" y "Sin Límites" podrían utilizarse indistintamente. Pero suelo utilizar "SZE" para aludir al "pájaro antes de emprender el vuelo": el individuo que ha eliminado sus zonas erróneas, pero que aún no ha probado, del todo sus nuevas alas. Suelo utilizar "Sin Limites" para aludir a los que vuelan ya por el azul sin limite.
Espero que juzgue este libro atractivamente original, no sólo por decirle cosas nuevas, sino en el sentido más amplio de estar preñado de pensamientos que harán vibrar en usted cuerdas sensibles y le ayudarán a despertar una forma propia y nueva de contemplar el mundo y también a sí mismo.
Pero para que un libro sea verdaderamente original, ha de estar profundamente enraizado en lo que el autor considera el pensamiento más vital y fecundo del pasado.
Amigos filósofos me cuentan que fue Aristóteles quien pensó primero en definir las cosas vivas no en función de lo que son en un momento dado, sino en Junción de sus potencias, o lo que por naturaleza y en su plenitud podrían llegar a ser, que es como yo creo que deberíamos vernos todos a nosotros mismos: admitiendo que en cualquier momento dado ¡somos realmente lo mejor que podemos ser en ese momento! (¡Usted puede ser perfecto!)
Por desgracia, la idea de investigar la ilimitada capacidad de grandeza de la humanidad no ha dominado precisamente en la sociedad contemporánea, y por eso las "raíces" de este libro se hunden profundamente en la obra de unos cuantos pensadores excepcionales y "atípicos", mis que en los numerosos escritos de los incluidos en la "corriente general" de lo que hoy pasa por psicología y filosofía.
De entre los pensadores significativos que influyeron en mi propia formación, el más importante de todos es, con mucho, el difunto Dr. Abraham Maslow, que dedicó gran parte de su vida al estudio de lo que él llamó "autoactualización", es decir, las cotas más altas del ser o de la evolución que están al alcance de la humanidad. Maslow, en una tentativa de crear lo que él llamaba una Psicología del Ser, describió las cualidades que diferencian a los individuos autoactualizados de los otros. Para construir la imagen de la personalidad Sin Límites he adoptado o adaptado algunas cualidades "autoactualizadas" de Maslow, y he dedicado este libro a su recuerdo por lo mucho que admiro su espíritu innovador.
Maslow quiso estudiar a la humanidad desde una perspectiva distinta. Estaba convencido de que había que estudiar a los grandes triunfadores y aprender de su ejemplo, en vez de confinar la psicología al estudio de la enfermedad y de las "cotas mínimas", y acabar contemplando a los seres humanos únicamente desde el punto de vista de los defectos de su psique. Maslow creía en la grandeza de la humanidad. Yo también creo en ella.
Mientras investigaba para componer este libro, y al escribirle, he trabajado sobre todo para conseguir que la obra de Maslow y de otros pensadores de las ciencias humanísticas con él relacionados pueda resultar mucho más asequible y asimilable para todos. Estoy convencido de que todos podemos alcanzar un elevado nivel de desarrollo humano, de que todos podemos llegar a estar autorrealizados, podemos llegar a ser personas Sin Límites, si nos esforzamos por lograrlo. Todo depende de lo que decidamos hacer. Nadie es superior a otro por naturaleza, y, en consecuencia, cualquiera que lo desee puede tomar "grandes decisiones" y ser realmente pande como ser humano.
Al escribir este libro he instado no sólo en como convertirse en una persona Sin Límites, sino también en el porqué. Los que investigan en el campo de la psicología se quedan cortos con demasiada frecuencia a la hora de explicar en concreto qué puede hacer el individuo para alcanzar sus niveles más altos de capacidad humana y de plenitud. Abundan las especulaciones y las consideraciones filosóficas, pero no hay investigación específica suficiente para determinar adonde queremos n y cómo podemos llegar allí. He intentado cubrir este "vacío investigador" con este libro. Aunque he aprendido mucho leyendo a Maslow y a otros autores, y he procurado de modos diversos traducir todo lo que me han enseñado estos investigadores anteriores a una terminología que puedan entender todos, en este libro expongo básicamente lo que se' que es cierto no porque lo haya leído sino porque yo mismo me he dedicado a vivirlo diariamente. He comprobado lo que hay que hacer para vivir plenamente en el presente, y sé que funciona.
Este libro rompe en varios sentidos las barreras tradicionales de la psicología y se aventura en el reino de la filosofía. No se deje asustar por eso, porque yo no concibo la filosofía como esa jerga oscura que manejan los académicos que hoy en día se llaman filósofos. Se dará cuenta por el simple hecho de no haber oído jamás hablar de un filósofo contemporáneo, de que ninguno ha tenido nunca nada que decirle a usted, que la filosofía académica tiene que ser una disciplina muerta... por lo menos, muerta para el mundo. Lo triste es que la filosofía académica de los últimos treinta o cuarenta años se ha perdido en el análisis de la gramática y en la construcción de sistemas lógicos, relacionados con temas tecnológicos y científicos, prescindiendo de la búsqueda humanística de la sabiduría que la hizo nacer en sus orígenes. Si los "filósofos" atacan a un asesor humanista como yo por penetrar en su territorio, deberían meditar un poco su olvido de esas zonas del territorio de la filosofía que intento cultivar. La "filosofía" conserva para mí su sentido originario: es la búsqueda de la sabiduría humana fundamental, y alguien tiene, que emprender ésa búsqueda. Me considero en realidad, en primer término un filósofo práctico, y sólo en segundo término un psicólogo. Desde los grandes pensadores existencialistas (Kierkegaard, Sartre, Heidegger), nadie se ha preguntado qué es ser humano, e incluso los existencialistas raras veces consideraron las grandes alturas a las que el individuo puede llegar, centrándose, por el contrario; en el pesimismo y en el absurdo de la existencia.
Los "filósofos" están hoy tan ocupados en sus disquisiciones sobre la lógica o en la tentativa de demostrar que un árbol existe o no cuando nadie lo mira, que no ofrecen ayuda alguna al ser humano que ka de hacer frente a los árboles y bosques de su propia vida.
Este libro pretende ser un curso de filosofía práctica para llegar a ser prácticamente humano. La esencia de mi filosofía se basa en la creencia de que puede usted motivarse a sí mismo y elegir la grandeza aunque jamás lo haya hecho hasta ahora. Evitando la jerga psicológica y filosófica del mundo académico y sustituyéndola por el lenguaje del sentido común, podemos desentrañar el misterio de la comprensión de nuestra capacidad única y personal para llegar a ser plenamente humanos y vivir felices en nuestra existencia cotidiana. Muchos de nosotros, de los individuos normales, hemos llegado a convencernos de que la existencia Sin Límites en sí misma queda fuera de nuestro alcance, debido únicamente a que algunas de las palabras y frases que describen a los individuos "autoactualizados" —para usar la terminología de Maslow— han desafiado un tratamiento de "idioma normal" por parte de los académicos.
Si ha leído usted Tus zonas erróneas y Evite ser utilizado y le ha ayudado e iluminado, estoy seguro de que verá usted este libro como continuación lógica de los dos anteriores, y se dará cuenta de que se basa en sus premisas. Pero no es necesario que haya leído esos libros para entender éste; he procurado reintroducir, cuando lo juzgué necesario, temas y cuestiones de esos dos libros con el objeto de desarrollarlos en éste más ampliamente.
Pero en esos dos libros y en éste explico cuanto he aprendido hasta el momento sobre la vida vivida en su potencial máximo, cómo puede usted lograr emoción personal y éxtasis supremo, junto con un auténtico sentido del objetivo y la misión que proporcionará a su vida un significado del que quizá careciera antes.
Todos agradecemos su tarea a quienes hacen que la vida palpite con más rapidez y con más fuerza. Quiero contribuir a que su existencia y también la mía estén plenamente vivas día tras día. Quiero que todo individuo que lea mis palabras o me oiga hablar, se acerque un paso más a su propia humanidad plena. Quiero que todos dejen a un lado las barreras "psicológicas internas" y vean con claridad lo que hasta ahora ha permanecido en la oscuridad: que usted puede llegar a ser lo que elija por sí mismo. Si pudiera ayudarle a comprender esto por sí mismo, sería aún más pleno mi propio sentido de la misión que me corresponde en el mundo.
Ya mencioné anteriormente que había empezado a escribir libros populares con un programa en cuatro partes pensando en el Desarrollo Humano Total. El cielo es el límite, completa un programa para tratar al individuo adulto tal como se relaciona consigo mismo, con los demás y con la sociedad. Pero mi programa total sólo está concluido en sus tres cuartas partes. La "cuarta parte, última y básica", será un libro dedicado a la aplicación de los principios de la vida SZE Sin Limites a la educación de los niños.
Es indudable que podemos educar a los niños de tal modo que se desarrollen para desplegar al máximo su humanidad plena. No tienen por qué someterse a las "enfermedades mentales" tradiciona­les que la mayoría de la gente hereda de nuestra cultura. Educar a los niños para que operen de modo pleno y tengan una vida creadora es una posibilidad muy real, y la elaboración de un libro que explique cómo lograrlo concretamente será mi próximo y definitivo proyecto en esta serie de obras. Nada puede ser más importante para mí o para nosotros que la herencia de salud mental y la creencia en la capacidad ilimitada del ser humano que podamos legar a la siguiente generación y a todas las generaciones futuras. Pero no podremos transmitirles esto mientras no lo hayamos asimilado nosotros.
Traten de disfrutar con la lectura de este libro. Para mi ha sido un placer cada minuto que he dedicado a pensar en él, a investigar, a hacer entrevistas y a escribirlo. Si le contagia a usted el mismo entusiasmo por la vida que he sentido yo en estos últimos meses, pronto volaremos todos juntos.

Wayne Dyer




Cuando Alejandro Magno visitó a Diógenes y le preguntó que
podía hacer por el famoso maestro, Diógenes contestó: "Sólo te
pido que te apartes y no me quites el sol". Puede que algún
dia sepamos aumentar la capacidad creadora. Hasta entonces,
lo mejor que podemos hacer por los hombres y mujeres que
poseen esa capacidad creadora es apartarnos y no quitarles la
luz del sol.

John W. Gardner, Self-Rene

Прихожу к Тебе я - Путь мудрости

Busqueda personalizada

Búsqueda personalizada